AUSENCIA DE DIOS: LA DICTADURA DEL MIEDO


AUSENCIA DE DIOS: LA DICTADURA DEL MIEDO

"Líbrame a mí de mi temor"

Ester 14, 19


Calamidades Nacionales: el anunciado exterminio de todo un pueblo

El libro de Ester cuenta un episodio sucedido en Susa en tiempos del Rey Asuero (Jerjes), casado con la hebrea Ester, quien descubrió, por medio de su tío Mardoqueo, funcionario de la corte, que Amán, otro funcionario de superior categoría, había convencido al rey para que mandara exterminar, en un día determinado, a todos los hebreos del Imperio. La ambición de Amán pone un sitio a Ester al promulgar una ley que deja indefensos a los judíos, que no reaccionan porque no encuentran una salida. El miedo también hace presa de nuestra heroína impidiéndole juzgar con libertad de conciencia y espíritu crítico.

Mardoqueo apremia a Ester: hay que actuar si se quieren evitar las funestas consecuencias a mediano y largo plazo.

Para Ester solo queda un escape. ¿Irá en busca de un ejército armado? ¿examinará su estado de angustia con un médico de la corte? ¿se quedará en el palacio, en su retiro, con la excusa de no interceder para no llevar las cosas a peores?... ¡No! Pedirá ayuda al Dios de la Historia, con fe viva, y obrará con la convicción de la Verdad.

¿La historia se está repitiendo? ¿El temor ante el COVID19 está siendo manipulado para otros fines? ¿es un miedo fundado, no existen otras enfermedades o incluso males sociales más arraigados y mortales?


Acerca del COVID19

(Fuente oficial: https://www.google.com/search?client=firefox-b-d&q=estad%C3%ADsticas+coronavirus)

Acerca de otras enfermedades y males sociales que siguen en aumento

(Fuente oficial: https://www.worldometers.info/es/)

30.000 PERSONAS APROXIMADAMENTE MUEREN CADA DÍA DEL “VIRUS” DEL HAMBRE, para ellos nunca llega la “vacuna” de la comida.

¿Padecemos una enfermedad? Sí, la enfermedad del miedo a arriesgarnos, el horror al esfuerzo y al sacrificio. Es la herida letal que nos dejó el pecado original: el vulnus debilitatis. Nos cansamos pronto del bien emprendido; nos cuesta decidirnos, nos lastra la comodidad y el confort. Solo un remedio: El Espíritu Santo.

¿Quién está marcando la agenda de la pandemia? ¿hay realmente una DICTADURA DEL MIEDO que nos trazan los medios de comunicación? ¿hasta dónde puede PARALIZARNOS EL TERROR?


¿Cómo estamos hoy? Limitación de horas de salida, paralización de la vida laboral y económica, desatención sanitaria, veto a la libertad de expresión… ¿Estamos siendo sometidos a un CONTROL global y REPRESIÓN?


¿Hay alguna salida? RECONOCER la VERDAD y actuar con la LIBERTAD de los HIJOS de DIOS...

La Comisión Internacional Extraparlamentaria por el coronavirus, integrada por Médicos por la Verdad, muestra un análisis y estudios de médicos, los cuales son diferentes a los oficiales con el fin de abrir un debate en cuanto a lo que está pasando en el mundo y cuál es el trasfondo. https://www.numedia.es https://www.instagram.com/numedia_ofi... https://www.facebook.com/canalnumedia https://t.me/numedia_oficial https://twitter.com/numedia_oficial https://vimeo.com/numediaoficial https://www.dailymotion.com/numedia_o... https://d.tube/#!/c/numediatv01


En la fe tenemos la convicción de que Dios no ha perdido el control de la Historia. Dios aparece inactivo, pero es solo apariencia, no es real. En la catástrofe del mundo que nos ha tocado vivir, en este mundo hundido hasta el abismo del error, del odio, de la perversión y de la muerte, Dios, ese poderoso Salvador levanta, hace surgir, pone vida…

La verdadera pandemia: el miedo a arriesgarnos… Leer más…

El temor de Dios nos quita el miedo a los hombres S.S. Benedicto XVI… Leer más...

Quo vadis? Juan Pablo II… Leer más…

El audio de una doctora que explica la manipulación de la información en torno al COVID-19… Leer más…


El MIEDO: normal, patológico e INDUCIDO

En el miedo participan la vida física y mental; es una emoción primaria que pone de relieve la estrecha unión de lo físico y lo moral; y sobre todo, el influjo considerable que ejerce la sensibilidad sobre todas nuestras funciones.

Los que inducen el miedo saben que paralizan a la población y a los individuos. Nadie se mueve por temor a perder el preciado bien de la vida. Logran así la sumisión en todos los planos del sujeto particular y de la sociedad. Así manipulan para obtener sus beneficios.

Durante años, los medios de comunicación y la misma educación que recibimos en los colegios nos han ido mentalizando acerca de la importancia del progreso, la técnica, la ciencia; asociando la felicidad con el placer; haciendo de la salud corporal y el bienestar material el “monovalor” del hombre… afirmaciones todas muy cuestionables, porque prescinden del plano fundamental que da a la persona humana todo el sentido de su vida: su trascendencia, su capacidad de Dios, como nos dice el Catecismo de la Iglesia Católica.

Si es importante conocer el miedo, sus causas y consecuencias; aún más necesario es enfrentarlo con la razón crítica, poniendo nuestra confianza en Dios y movilizándose con la convicción de la Verdad.” Leer más…

1249 visualizaciones